Los mayores dinosaurios de la historia

7: El Mosasaurus

Un enorme dinosaurio

Empecemos por uno de los mayores dinosaurios marinos, el Mosasaurus. Este depredador marino, que vivió hace entre 70 y 65 millones de años, era un pariente cercano de los varánidos y las serpientes. Gobernaba la cadena alimentaria marina como un rey, cazando tortugas, pterosaurios, calamares y peces de todo tipo.

Este reptil se parecía a un cocodrilo con una mandíbula pesada y ovalada. Vivía alrededor de los actuales Países Bajos en el Atlántico Norte. Tenía unos 15 metros de largo. Tenía un sentido del olfato poco desarrollado. Sus afilados dientes le permitían trocear sus presas para poder ingerirlas mejor. Tenemos varios tipos de juguetes de Mosasaurus, ¡no dudes en echar un vistazo!

6 : El Paralítico

Un dinosaurio sorprendente

Los paleontólogos no saben mucho sobre este titánico dinosaurio porque se han encontrado muy pocos esqueletos. Los restos de este último fueron descubiertos en una capa de la formación geológica de Bahariya. Este reptil vivió a principios del Cretácico Superior en lo que hoy es Egipto.

El tamaño del húmero descubierto sugiere que esta criatura erael mayor saurópodo de la Tierra, ya que medía casi 25 metros de largo y pesaba 59 toneladas.

Una excavación extraordinaria

El descubrimiento de este titán se debió a un error, ya que el equipo de investigación que lo encontró se había perdido en una zona de búsqueda. A pesar de su imponente tamaño, el Paralititan fue seguramente cazado por un gran número de depredadores, pero dado su desafiante tamaño, los únicos que pudieron conseguir matarlo fueron grupos de carnívoros coordinados.

5: Giganotosaurio

Un depredador gigante

Este dinosaurio gigante vivió a finales del Cretácico, tras el final de la era Mesozoica. Este monstruo prehistórico es un género extinto de dinosaurios de la familia Carcharodontosauridae que vivió en Sudamérica. Etimológicamente, su nombre significa «lagarto del sur», su tamaño ha sido muy difícil de estimar pero los investigadores coinciden en un peso de 13 toneladas y de 12 a 13 metros de largo.

Esto lo convierte en una criatura más grande que el T-rex, lo suficiente para que John Hammond (famoso personaje de Parque Jurásico) se desmaye.

Un reptil dotado

Según los resultados de la investigación, podría haber alcanzado una velocidad de 50 km/h, lo cual es una hazaña para un bípedo de este tamaño. El Giganotosaurus era un depredador formidable y temido por muchos de sus competidores. Un estudio de los pocos cráneos encontrados indica que tenía una visión binocular muy pobre (entre 20° y 35°), lo que era una ventaja para sus futuras presas.

4: El Dreadnoughtus

Un reptil argentino

Este fascinante reptil vivió hace 77 millones de años en el período Cretácico Superior, y se han encontrado muy pocos ejemplares, si es que hay alguno. Vivió en Sudamérica, más concretamente en Argentina según los restos encontrados. El Dreadnoughtus es uno de los dinosaurios terrestres más pesados jamás descubiertos. El equipo de paleontólogos tardó cuatro años en sacar su esqueleto del suelo.

Un esqueleto completo

Este dinosaurio pesaba unas 58 toneladas y medía 26 metros de largo, lo que equivale al peso de siete T-Rex juntos. Se le ha otorgado el título de criatura terrestre con la mayor masa conocida hasta la fecha. Además, el esqueleto encontrado es el más completo de su especie. Al ser herbívoro y dado su enorme tamaño, su necesidad de plantas era enorme, ¡tanto como para que un árbol pareciera una hoja de ensalada!

3: Spinosaurus

Un ancestro versátil

Es difícil imaginar un dinosaurio más grande y astuto que el Tyranosaurus Rex, pero el espinosaurio existió. Tenía unos 18 metros de largo y pesaba 20 toneladas. Vivió en Egipto durante el periodo albiano, pero también en Marruecos (y en el Extremo Oriente). Los resultados de las investigaciones muestran que vivía tanto en tierra como en el agua, lo que lo convierte en un formidable depredador terrestre y marino.

Una extraña criatura

Esta vela de piel, sostenida por espinas óseas, estaba conectada directamente a su columna vertebral. La función de este último sigue siendo un misterio para los científicos. Sin embargo, este «velo» debía hacerlo muy pesado, lo que no le ayudaba en las batallas con otros dinosaurios, e incluso podía romper las vértebras de su espalda.

2. Patagotitan mayorum

Descubierto en 2008 por un trabajador en el desierto cerca de la finca La Flecha, este titán vivió en el Cretácico Inferior, hace 101,62 millones de años, durante el Albiano. Este coloso, que vivía en Argentina, era herbívoro y consumía una cantidad asombrosa de plantas.

Una anatomía inusual

Se realizaron varios estudios con láser para escanear sus huesos con el fin de reconstruir su esqueleto por ordenador. Añadiendo carne y músculos a un software especialmente diseñado, los investigadores pudieron estimar su peso y altura, que era de aproximadamente 37 metros y 77 toneladas. El nombre de este dinosaurio hace referencia a la Patagonia, que es la región donde se encontró su esqueleto.

1: El Argentinosaurio

Un esqueleto loco

Descubierto en 1989 en Argentina por el paleontólogo GuillermoHeredia, pertenece al grupo Titanosauria. Uno de los dinosaurios más grandes jamás descubiertos, medía 35 metros de largo y pesaba 80 toneladas. Este supergigante vivió durante el Cretácico Superior, más concretamente durante el Cenomaniano (hace 97 y 93,5 millones de años) en Sudamérica.

Una dieta sorprendente

Para hacerse una idea de su tamaño, una sola vértebra de este dinosaurio medía 1,5 metros. Según las excavaciones, el Argentinosaurus vivía en manadas y siempre estaba al acecho de la comida. Se alimentaba de las hojas de las coníferas con facilidad, ya que su largo cuello le permitía alcanzar las copas de los árboles con gran facilidad.

Sorprendentemente, también comía piedras para facilitar la digestión en su estómago.