La desaparición de los dinosaurios

La desaparición de los dinosaurios: teorías en torno a este misterio

La desaparición de los dinosaurios

En contra de lo que la mayoría de nosotros podría pensar, la causa principal de la desaparición de los dinosaurios no es un conocimiento dado e incontestable.

Ni que decir tiene que un acontecimiento fechado hace unos 66 millones de años difícilmente puede explicarse de otra manera que no sea mediante interpretaciones a veces aproximadas.

Lo poco que sabemos o creemos saber sobre este importante fenómeno se basa en los trabajos geológicos y paleontológicos que, mediante el análisis de los residuos del suelo y de los huesos de dinosaurios, han conseguido apoyar ciertas teorías.

Teorías que no son necesariamente concluyentes, pero que tampoco se contradicen.

No es imposible que los dinosaurios no murieran por una causa concreta, sino por un cúmulo de factores que provocaron su desaparición.

 A la espera de contar con instrumentos más precisos para medir lo que ocurrió hace decenas de millones de años, estas teorías sobre la extinción de los dinosaurios son ya aceptadas en los círculos científicos.

La tesis del asteroide responsable de la desaparición de los dinosaurios

Desde que somos niños, nos han dicho que la causa principal de la extinción de los dinosaurios fue el impacto de un asteroide que chocó contra la Tierra.

Los asteroides entran con frecuencia en nuestra atmósfera, pero se reducen a cenizas mucho antes de llegar al suelo. Aparte de algunos restos insignificantes, estos cometas rara vez chocan con el planeta.

Así que se necesitó un enorme asteroide para golpear la Tierra y alterar todo su ecosistema. El asteroide que chocó contra el planeta hace 66 millones de años no es una teoría; está demostrado.

El impacto del cráter de Chicxulub, en México, puede medirse todavía hoy. Un impacto lo suficientemente grande como para que todos puedan medir realmente las consecuencias que tuvo. Más allá del impacto, la intrusión de tal masa habrá tenido un efecto duradero en toda la biosfera del planeta.

De hecho, los dinosaurios no murieron en el momento del impacto, sino tras un largo periodo de tiempo que duró muchos años. Ni que decir tiene que la desaparición de toda una especie no pudo ocurrir de la noche a la mañana.

Al trastornar la geología local, el asteroide liberó innumerables partículas en la atmósfera, cuya precipitación afectó a toda la fauna y flora de los alrededores. De hecho, con tales residuos minerales, muchas plantas perecieron y ya no pudieron crecer.

Esto afectó inicialmente a los herbívoros. Su extinción, naturalmente, fue gradual. A medida que los recursos de los que podían sobrevivir disminuían, cada vez menos herbívoros caminaban por la tierra.

Con el tiempo, los grandes carnívoros no pudieron encontrar suficiente comida y la caza empezó a escasear. Pero más allá de este problema vinculado a la cadena alimentaria, las partículas en la atmósfera cambiaron gradualmente el clima.

De hecho, no fue hasta la aparición del hombre que la Tierra experimentó el efecto invernadero. Este efecto era aún más formidable para los dinosaurios porque eran animales de sangre fría.

Un aumento de la temperatura fue suficiente para paralizarlos. El aire se volvió cada vez menos respirable y las causas de la muerte de los dinosaurios fueron, pues, múltiples. El hambre, el calor y las nuevas enfermedades fueron el resultado de la caída del asteroide. O eso es lo que se dice.

Más recientemente, han comenzado a surgir nuevas teorías tras el descubrimiento de actividad mineral que se remonta a millones de años. El asteroide, después de todo, no habría sido la causa de la extinción de los dinosaurios.

La hipótesis del volcán responsable de la extinción de los dinosaurios

Antes de que llegara la amenaza del espacio, la vida ya se había vuelto difícil en la Tierra. El asteroide no ayudó, sino que sólo hizo sonar la campana de la muerte para una situación ya desastrosa.

No nos damos cuenta cuando luchamos contra las emisiones de gases de efecto invernadero, pero un volcán por sí solo genera mucho más CO2 que la actividad industrial combinada de toda la humanidad. Y fue precisamente un volcán -o varios- el causante de la extinción de los dinosaurios.

El responsable de este cataclismo fue el volcán de las montañas del Decán. Sólo su erupción habría generado más de 500.000 kilómetros cúbicos de lava. Se trata de un volumen asombroso, mientras que la erupción más reciente no produjo ni un kilómetro cúbico en total.

Incluso la erupción del Vesubio había sido una mera polvareda comparada con la erupción de un volcán del que brotan continuamente las entrañas de la Tierra. Incluso antes de que el asteroide chocara con el planeta, la era de los dinosaurios se dirigía a un trágico final.

El aire habría estado saturado de partículas volcánicas y los dinosaurios no podrían hacer frente al cambio atmosférico.

Su especie se había vuelto inadecuada para un planeta del que habían sido los amos indiscutibles durante decenas de millones de años. Esto pone en perspectiva el control que el ser humano tiene sobre su entorno.

El factor de evolución y adaptabilidad

No todos los científicos están de acuerdo con una teoría concreta. Muchos refutan el papel decisivo de la erupción del Decán. Otros se centran en la teoría de la evolución de las especies.

Mucho después de la desaparición de los dinosaurios, las especies animales siguieron extinguiéndose. Esto se debe a que sólo sobreviven las especies que mejor se adaptan a su entorno. Los mamíferos sucedieron a los majestuosos dinosaurios porque tenían un sistema de termorregulación más avanzado.

Sin embargo, no se puede decir que los dinosaurios hayan desaparecido por completo. Incluso cuando una especie se extingue, permanece porque su patrimonio genético sobrevive de un modo u otro.

Se considera que las aves son los descendientes lejanos de los dinosaurios. Descendientes de especies que fueron capaces de adaptarse a un mundo que se había vuelto fundamentalmente hostil para ellos.

Vídeo sobre la desaparición de los dinosaurios

Vídeo sobre la desaparición de los dinosaurios, del canal:

DocumentalesHD en Español